21 de julio de 2009

Oraciones complejas

Hace un par de semanas me matriculé en un curso para sacarme el CAP, un título necesario para dar clase en Secundaria. Allí, durante una de las clases, y mientras nos explicaban las funciones de un tutor, la elaboración del proyecto educativo de un centro y los veinte mil cambios que ha sufrido la ley de educación en España, mi mente comenzo a vagar por el espacio y por el tiempo..
..y me encontré de nuevo en el colegio, sentada en en mi pupitre, entre varias libretas repletas de inocente caligrafía, estudiando para un examen de oraciones compuestas de las cuales nadie entendía la mitad...
Y sin saber por qué, levanté la mano, a la espera de la atención del maestro..

"Eso no es justo Don B*******, usted no nos ha explicado esto!"

para mi sorpresa, el resto de mis compañeros se levantaron y aplaudieron..
























Por primera vez, y ante la estupefacción de alumnos y profesores, fui al despacho del director..

6 comentarios:

robinette dijo...

y no le faltaba razón al señor profesor :P aunque a ti tp, claro :P

María Dolores dijo...

jajaja.. me llamas impertinente? jaja.. bueno, algo de razón tendrán.. :P

Amelie dijo...

muy chulas las ilustraciones de por aqui :D

Miyucchi dijo...

xDDD
Jajaja!!!
Ya tenias la rebeldia de pequeña!! xDDD
Que miedo da tu profe... xD

pimeli dijo...

jaja
o sea que lo tuyo empezó en el cole...
:P

besotes!

María Dolores dijo...

gracias Amelie!! :D

Miyucchi, Pimeli: rebeldía, no, inconformismo e iniciativa... eso se lleva en la sangre.... ;P
jajaja.. e impertinencia, también... :D